"En efecto. Vivimos una crisis del sistema donde todo está interconectado. La crisis es financiera, económica, climática, alimentaria, migratoria. Una crisis que toca la gestión mundial, porque no hay ninguna institución mundial que goce de real credibilidad. El G20 no es más legítimo que el G8. Y las Naciones Unidas no logran jugar el rol previsto por su Carta.

Es verdad que esta crisis es el producto del avance de la desregulación, pero está también ligada al mismo sistema. El mensaje del FSM deberá ser aún más claro que cuando nació hace 10 años. Subrayar la necesidad de la globalización de la resistencia y de las alternativas para proponer un sistema alternativo al sistema capitalista patriarcal globalizado.

Los que se reúnen en Davos siguen por el momento con la capacidad de lanzar ofensivas contra los “de abajo”. Estos, están poco a poco superando su fragmentación –aunque con dificultades- para progresar en la dirección de ofrecer una alternativa global que es más que necesaria. Y pienso que la solución no pasa por reformar el actual sistema sino claramente contra éste."

Eric Toussaint, presidente del Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo. Foro Social Mundial (FSM)

lunes, 21 de marzo de 2011

Por qué la izquierda mundial debería apoyar actualmente la intervención militar en Libia

Entiendo que el título no invita a la lectura del artículo. Las palabras “intervención militar” e “izquierda” no casan demasiado bien y chirrían en el oído de cualquier persona que se considere de izquierdas, realmente de izquierdas. Aún así les invito a que lean mis razonamientos y luego si lo desean juzguen según sus principios y convicciones. La historia de la humanidad se está acelerando y requiere que empecemos a revisar todas las posiciones y dogmas que durante todos estos años de aparente reposo histórico hemos adquirido y asimilado. La intención de este artículo es la reivindicación de un razonamiento marxista y revolucionario propio ante los acontecimientos que están ocurriendo en el Norte de África y Oriente Medio, liberado de los clichés antiimperialistas.

Antes de entrar en el fondo de la cuestión vale aclarar las premisas de las que parte mi razonamiento. En primer lugar espero que llegados a este punto del conflicto en Libia todos hayamos desechado ya la teoría del complot. No quiero entrar en detalle sobre esta cuestión pues mucho se ha hablado ya, mucho se ha escrito y algo he escrito yo también [1]. Solo quería aportar un detalle a esta cuestión, Gadafi en ningún momento acusa a occidente de un complot, es más, Gadafi acusa a los rebeldes de “drogados” y ser miembros de “Al Qaeda” en un intento de ganarse el apoyo de occidente. Gadafi sabe que es una rebelión interna, porque podía haber acusado a occidente de intervencionismo para ganarse el apoyo de su pueblo, pero no, prefirió arremeter contra los rebeldes para ganarse el apoyo de occidente.

En segundo lugar parto del hecho de que lo que se está produciendo en Libia es una revolución democrática. Como revolución democrática qué es, esperar ver banderas rojas es impensable, pues hubieran provocado desunión en las muchas voluntades contrapuestas que existen ahora mismo en la oposición, sin embargo han elegido espontáneamente un símbolo de unión que sirva a la heterogeneidad, la bandera de la independencia Libia (que también monárquica). En mi opinión, su uso se debe más bien a un símbolo de rechazo de la bandera verde más que un símbolo de añoranza de la monarquía. No hay una dirección clara en la oposición, es mas un conglomerado de intereses, organizaciones y activistas con un programa común, la caída de la dictadura de Gadafi y el anhelo de la democracia y los derechos humanos. Seguramente dentro de la oposición se encuentren elementos que intentarán, después de caído Gadafi si cae, aprovecharse para convertirse en los nuevos negociadores del petróleo libio con occidente, no lo niego; pero es probable también que el pueblo libio una vez caído Gadafi no permita cualquier otro sistema que no sea una democracia real, como por otra parte está ocurriendo ahora mismo en Túnez y Egipto.

En tercer lugar, Gadafi no es garantía de nada que se parezca a una democracia ni mucho menos a una democracia del proletariado o socialismo. Gadafi no es más ni menos qué Ben Alí y Mubarak, es exactamente lo mismo, un tirano enriquecido a costa de las riquezas del territorio que controla. Afirmar que el sistema político de Gadafi se puede reformar es entrar en el terreno de la ilusión y de la magia, Gadafi solo busca su bienestar y el de su familia y no el del pueblo Libio, prefiere llevar a su pueblo a la guerra civil antes que renunciar. Cierto es que los libios seguramente tienen unas condiciones de vida mejor que las de sus vecinos, pero no se trata solamente de condiciones de vida, se trata de democracia, libertad, justicia y de dignidad. Pues mientras el pueblo libio se reparte las migajas del beneficio del petróleo que le pertenece en cuanto derecho colectivo, una individualidad y su familia se queda la mayoría del beneficio para sí; exactamente como Ben Alí y Mubarak. Porque si razonamos de esta manera, es decir, que las buenas condiciones de vida respecto a nuestros vecinos nos vacunan de cualquier rebelión, es tanto como decir que en Europa nunca podremos rebelarnos, pues en comparación al resto del mundo no vivimos tan mal. Pero aún así nos rebelamos o lo intentamos, pues no solo se trata de condiciones de vida, sino de un sistema que nos oprime y nos anula, aunque en comparación con el vecino no estemos tan mal.

Dicho esto, no podemos sino apoyar a los rebeldes aún con todas las dudas que nos puedan generar su composición. Gadafi significa no cambio, parar la historia de Libia otros tantísimos años. Los rebeldes significan una oportunidad de democracia burguesa, y a partir de esta el nacimiento de una organización proletaria en post de un revolución socialista. Mucho se ha hablado sobre este punto en la historia del pensamiento socialista y marxista, y todas las corrientes coinciden en la necesidad de la democracia burguesa, pues es donde el proletariado adquiere su conciencia de clase. Y lo vemos en Libia, Gadafi se encargó de eliminar cualquier tipo de oposición, burguesa, socialista, de todo tipo. No cabe esperar entonces que del régimen de Gadafi nazca una fuerza socialista, pues no se dan las condiciones necesarias para ello, pero sí una fuerza heterogénea que reclame democracia, como está ocurriendo. Todavía estoy deseando leer un análisis marxista sobre la situación de Libia actual que me haga ver que tienen que hacer los rebeldes o como debe ser esta rebelión para que la izquierda europea y latinoamericana los apoye sin reservas.

Desde este apoyo sin reservas a los rebeldes, debemos observar entonces sus reivindicaciones, las cuáles se pueden resumir en exigencia de democracia para Libia, petición de ayuda internacional que se concreta en armas y una zona de exclusión aérea y la no intervención extranjera terrestre en Libia. Los rebeldes han expresado claramente que son ellos los que tienen que derrocar a Gadafi y no quieren soldados extranjeros en Libia o se volverán contra ellos. La resolución 1973 adoptada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas va incidir efectivamente en la necesidad de una zona de exclusión aérea, protección de los civiles y zonas habitadas por civiles; e impide explícitamente la intervención terrestre ocupando el territorio. Entiendo después de analizar dicha resolución en profundidad que no se impide el uso de la misma para fines imperialistas, no lo niego. Tampoco dudo de que dicha resolución se intentará usar para fines imperialistas y el control del petróleo libio, no lo niego. Es más, según el sentido del voto de cada una de las potencias en el Consejo de Seguridad podemos adivinar o entrever cuáles voluntades ha comprado Gadafi y cuáles voluntades han comprado los rebeldes. Pero aún así, a nivel internacional no hay otra alternativa si apoyamos a los rebeldes sin reservas, pues ellos lo han pedido aún con el riesgo probable de una invasión imperialista terrestre en Libia, que de momento no se ha producido.

La posición de la izquierda española ha sido la del “no a la guerra”. Entiendo la posición en la teoría pero no en la práctica. Intentaré explicar este extremo haciendo uso de las declaraciones del eurodiputado Willy Meyer [2]. A través del artículo citado encuentro que Meyer insiste en que "la solución a este conflicto que se ha convertido en una guerra civil es la presión político-diplomática para emplazar a las partes a un alto al fuego verificable con presencia de observadores internacionales y a que se establezca un calendario para unas elecciones que permitan al pueblo libio el ejercicio de su autodeterminación. No se puede tolerar ninguna injerencia militar". En la teoría a mí, y creo que a cualquiera que esté leyendo estas líneas, nos gustaría que todos los conflictos se solucionaran dialogando, pero en la práctica no siempre puede ser así. Gadafi antes de la intervención imperialista afirmó que iba a tomar Bengazi a fuego y sangre y que iba a ir casa por casa represaliando a los rebeldes. Si los aliados no hubieran intervenido seguramente Gadafi habría cumplido sus amenazas y entonces ya no habría dialogo posible, pues una de las partes simplemente ya no existiría, estarían muertos o desaparecidos. En la práctica la posición del dialogo y de no intervención significa el exterminio de los rebeldes, nos gustaría que fuera de otra forma pero terriblemente es así. Gadafi posee la potencia militar y por ello estaba ganando la guerra, y desde su régimen en ningún momento se propuso un alto el fuego antes de la intervención militar imperialista. Gadafi no quería dialogar, quería tiempo para aplastar la rebelión. Solamente después de la intervención imperialista se habla de alto el fuego, pues las fuerzas militares se han equilibrado, o se han decantado hacia la parte rebelde. En la teoría la situación ideal hubiera sido una salida de Gadafi con las menos pérdidas de vidas humanas posibles, como ha ocurrido en Túnez y Egipto, pero en la práctica no ha sido así. Debemos asumir que las revoluciones son violentas, no porque las personas que se alzan sean unos asesinos sin piedad ávidos de sangre y venganza, sino más bien porque quién ostenta el poder o se beneficia de él no quiere dejar su posición sin luchar, aunque en Libia se ha llevado esta lucha hasta extremos de guerra civil. La diferencia en Libia no la marca el imperialismo, sino la actitud de un Gadafi que no va a dejar el poder a no ser que lo echen por la fuerza, como ya ha demostrado.

En este caso, los imperialistas no han empezado una guerra. Como reconoce el propio Meyer ya existía una guerra civil en curso, y de las afirmaciones de Gadafi deducimos que su intención era aplastar a los rebeldes sin contemplación. Estoy de acuerdo con la intervención militar no porque piense que la comunidad internacional deba echar a Gadafi a bombazo limpio, esto debe ser tarea del propio pueblo libio, sino porque lo contrario hubiera significado el extermino de las fuerzas rebeldes y el mensaje al resto de pueblos árabes que se están alzando en sus respectivos países que el uso de la fuerza militar para reprimir las rebeliones será permitida por la comunidad internacional. ¿Cómo defenderemos en un futuro próximo que la comunidad internacional haga algo ante las represiones en Bahrein y Yemen si no apoyamos ahora que se haga algo ante el más que posible exterminio y la más que posible represión en Libia?

Estoy de acuerdo con la intervención militar en los términos actuales porque los propios rebeldes, que considero la fuerza en estos momentos revolucionaria en Libia, lo desean así y la necesitan. Yo no se quién para decir a los rebeldes como deben llevar su rebelión, ni yo no soy quién para decir a los rebeldes que en la práctica se deben dejar aplastar porque la izquierda mundial no tiene fuerzas para ayudarlos y la izquierda mundial no va a permitir que los ayude el imperialismo, que tiene intereses petrolíferos en la zona. Cuando los imperialistas entren en Libia o intenten realizar operaciones militares en contra del criterio de los rebeldes, entonces estaré en contra. Mi apoyo estará siempre sin reservas con los rebeldes hasta que caiga Gadafi. Cuando caiga entonces deberemos observar, analizar y volver a decidir.

La práctica y la realidad una vez más nos hacen tener que replantearnos nuestras convicciones teóricas.

Pedro Luis López Sánchez
La Estrategia Global - http://laestrategiaglobal.blogspot.com/

-

[1] Pedro Luis López Sánchez, La rebelión árabe y la revolución permanente, http://laestrategiaglobal.blogspot.com/2011/02/la-rebelion-arabe-y-la-revolucion.html

15 comentarios:

  1. Totalmente deacuerdo. Aun que hay mucha gente que creyendose de izquierdas se opone a la intervencion y apoya a un sanguinari dictador. Incomprensible

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno. De acuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Increíble artículo. Me has convencido. Yo era de los que no toleraban una intervención y defiendo una de la Liga árabe, no de la OTAN (la OTAN no deja de ser un instrumento político). ¿Porqué los cascos azules no pueden atacar? Maldita ONU...

    ResponderEliminar
  4. QUE CONSTE QUE SIGO TU BLOG.
    NO SOY DE IZQUIERDAS NI DE DERECHAS POR QUE ME PARECEN DOS CARAS DE LA MISMA MONEDA. HACEN FALTA NUEVOS PLANTEAMIENTOS...
    NORMALMENTE ME PARECE MUY FIDEDIGNO LO QUE POSTEAS...PERO ESTA VEZ, ES QUE...
    25 de Enero de 2009(http://www.energy-pedia.com/article.aspx?articleid=133583). Gaddafi estudia la nacionalización de las compañias petrolíferas extranjeras.
    (extractos traducidos de la noticia)
    El líder libio Muammar Gaddafi dijo el pasado miércoles que su país y otros exportadores de petróleo están considerando nacionalizar las empresas extranjeras, dado el descenso del precio del petroleo. (…) ”No podemos adherirnos a las regulaciones de la OPEP porque nuestro sustento depende del petróleo.” (…) El principal periódico del estado, generalmente considerado como el portavoz del propio Gaddafi, dijo que el Congreso Popular, el máximo órgano legislativo y ejecutivo, debería votar la nacionalización de las empresas extranjeras en la sesión que tendrá lugar dentro de unos días. (…) ”Los países exportadores de petróleo deben tender a la nacionalización (…) No nos podemos permitir vender a precios tan bajos.” Los rumores sobre nacionalización comenzaron a raíz del informe para 2008 de la NOC cuyos expertos sugerían la necesidad de modificar la política basada exclusivamente en ARPs. Algunos diplomáticos afirmaron que se trataba de una amenaza para presionar a las empresas petrolíferas de cara a las próximas negociaciones.

    16 de Febrero de 2009(http://www.energy-pedia.com/article.aspx?articleid=133919 ). Gaddafi instó a los libios a que apoyen su plan para recuperar los ingresos del petróleo.
    (extractos traducidos de la noticia)
    El líder libio Muammar Gaddafi pidió el sábado a los libios que le apoyaran en su propuesta de destituir al gobierno y entregar los beneficios del petróleo directamente a los 5 millones de ciudadanos del país. Su plan de entregar los ingresos del petróleo directamente a los libios se ha encontrado con la oposición de los altos cargos, que se verían abocados a perder sus puestos de producirse la purga que Gaddafi quiere llevar a cabo para terminar con lo que él denomina estado de corrupción persistente y generalizada. Cargos como el Primer Ministro Al-Baghdadi Ali al-Mahmoudi y el Gobernador del Banco Central, Farhat Omar Bin Guidara, advirtieron a Gaddafi en Noviembre que su proyecto terminaría dañando la economía del país miembro de la OPEP.
    “No tengáis miedo de tomar directamente el dinero del petróleo y la responsabilidad de crear las estructuras de gobierno necesarias para el bien de nuestro pueblo.” dijo Gaddafi a los representantes del Congreso Popular Libio. El Congreso Popular es la espina dorsal del régimen de la Yamahiriya libia. Constituye el máximo órgano ejecutivo y legislativo. Representa al pueblo a nivel regional y local y vota las leyes y las decisiones políticas del gobierno. (…) Muchos libios afirman que no se han beneficiado del aumento de la producción petrolífera y la inversión extranjera desde que en 2003 terminó (…) su aislamiento internacional. (…) ”La administración ha fallado y la economía estatal ha fallado. Ya está bien. La solución es que nosotros los libios nos apropiemos directamente del dinero del petróleo y decidamos qué hacer con ese dinero.” dijo Gaddafi, en un discurso retransmitido por la TV pública. Gaddafi urgió a una profunda reforma de la burocracia gubernamental, afirmando que el sistema ministerial tenía que ser desmantelado para librar a los libios de la corrupción y la mala gestión. ”Estos ministerios deben devolver al pueblo la propiedad de todas las escuelas, fábricas, granjas, de todas las empresas públicas y el dinero del petróleo.”

    (SIGUE)

    ResponderEliminar
  5. 4 de Marzo de 2009.(http://www.energy-pedia.com/article.aspx?articleid=134161) El Congreso retrasa el plan de reparto de petróleo de Gaddafi.
    (extractos traducidos de la noticia)
    El Congreso Popular de Libia (…) ha votado retrasar el plan de Gaddafi de disolver el gobierno y entregar el dinero del petróleo directamente al pueblo. (…) Existe una inusitada atmósfera de oposición entre los altos cargos del gobierno, que consideran que semejante plan causará estragos en la economía nacional, provocando el descontrol de la inflación y la fuga de capital. El propio Gaddafi advirtió a los libios que el plan, que promete rentas de hasta 23.000 dólares anuales para el millón de ciudadanos con menores ingresos, podría provocar al principio un cierto caos. ”No tengáis miedo a experimentar nuevas formas de gobierno” dijo, antes de proceder a la votación y advirtió: ”Este plan es para ofrecer un futuro mejor a nuestros hijos. Si lo hacéis fracasar, yo me lavaré las manos, pues será responsabilidad vuestra.” (…) En las votaciones efectuadas (…) solo 64 de los 468 miembros del Congreso del Pueblo votaron por el plan de apropiarse del dinero inmediatamente. 251 aceptaron el plan en principio, pero pidieron que se retrasara hasta que fueran tomadas las medidas apropiadas. (…) Esto permitirá retrasar el proyecto por lo menos unos cuantos meses, dando así tiempo a desactivarlo.

    Creo que la lectura de estos tres artículos sorprenderá a más de uno. El Gaddafi tirano, estalinista, napoleónico, proburgués y capitalista del que nos han hablado los medios de izquierda aparece aquí, en estas noticias escritas por y para consumo más bien privado de capitalistas, como un radical comunista dispuesto a cargarse hasta el aparato burocrático de su gobierno y a realizar un reparto directo de la riqueza nacional. Vemos cómo la oposición a Gaddafi surge precisamente de entre las élites políticas y no del pueblo. Vemos cómo el Congreso Popular logra aplazar unos meses el plan de Gaddafi de repartir la riqueza directamente al pueblo, una vez nacionalizado el petróleo. Y vemos cómo tras esos meses, aparecen grupos armados dirigidos por un ex-ministro afirmando representar al pueblo.
    ¿Alguien puede creer que el pueblo libio va a oponerse a este plan, va a levantarse en armas para pedir la cabeza de quien se ha atrevido a proponer la nacionalización del petróleo y el reparto directo de sus beneficios a todos los libios?

    SERENIDAD Y NEUTRALIDAD EN ESTOS TIEMPOS TAN DELICADOS...
    PORQUE PRONTO NOS TOCARA ACTUAR...
    SALUDOS

    ResponderEliminar
  6. 25 de Enero de 2009. Gaddafi estudia la nacionalización de las compañias petrolíferas extranjeras.
    (extractos traducidos de la noticia)
    El líder libio Muammar Gaddafi dijo el pasado miércoles que su país y otros exportadores de petróleo están considerando nacionalizar las empresas extranjeras, dado el descenso del precio del petroleo. (…) ”No podemos adherirnos a las regulaciones de la OPEP porque nuestro sustento depende del petróleo.” (…) El principal periódico del estado, generalmente considerado como el portavoz del propio Gaddafi, dijo que el Congreso Popular, el máximo órgano legislativo y ejecutivo, debería votar la nacionalización de las empresas extranjeras en la sesión que tendrá lugar dentro de unos días. (…) ”Los países exportadores de petróleo deben tender a la nacionalización (…) No nos podemos permitir vender a precios tan bajos.” Los rumores sobre nacionalización comenzaron a raíz del informe para 2008 de la NOC cuyos expertos sugerían la necesidad de modificar la política basada exclusivamente en ARPs. Algunos diplomáticos afirmaron que se trataba de una amenaza para presionar a las empresas petrolíferas de cara a las próximas negociaciones.

    16 de Febrero de 2009. Gaddafi instó a los libios a que apoyen su plan para recuperar los ingresos del petróleo.
    (extractos traducidos de la noticia)
    El líder libio Muammar Gaddafi pidió el sábado a los libios que le apoyaran en su propuesta de destituir al gobierno y entregar los beneficios del petróleo directamente a los 5 millones de ciudadanos del país. Su plan de entregar los ingresos del petróleo directamente a los libios se ha encontrado con la oposición de los altos cargos, que se verían abocados a perder sus puestos de producirse la purga que Gaddafi quiere llevar a cabo para terminar con lo que él denomina estado de corrupción persistente y generalizada. Cargos como el Primer Ministro Al-Baghdadi Ali al-Mahmoudi y el Gobernador del Banco Central, Farhat Omar Bin Guidara, advirtieron a Gaddafi en Noviembre que su proyecto terminaría dañando la economía del país miembro de la OPEP.
    “No tengáis miedo de tomar directamente el dinero del petróleo y la responsabilidad de crear las estructuras de gobierno necesarias para el bien de nuestro pueblo.” dijo Gaddafi a los representantes del Congreso Popular Libio. El Congreso Popular es la espina dorsal del régimen de la Yamahiriya libia. Constituye el máximo órgano ejecutivo y legislativo. Representa al pueblo a nivel regional y local y vota las leyes y las decisiones políticas del gobierno. (…) Muchos libios afirman que no se han beneficiado del aumento de la producción petrolífera y la inversión extranjera desde que en 2003 terminó (…) su aislamiento internacional. (…) ”La administración ha fallado y la economía estatal ha fallado. Ya está bien. La solución es que nosotros los libios nos apropiemos directamente del dinero del petróleo y decidamos qué hacer con ese dinero.” dijo Gaddafi, en un discurso retransmitido por la TV pública. Gaddafi urgió a una profunda reforma de la burocracia gubernamental, afirmando que el sistema ministerial tenía que ser desmantelado para librar a los libios de la corrupción y la mala gestión. ”Estos ministerios deben devolver al pueblo la propiedad de todas las escuelas, fábricas, granjas, de todas las empresas públicas y el dinero del petróleo.”

    ResponderEliminar
  7. No creo en los discursos demagógicos de arriba a abajo, me suscitan muchísimas dudas. No creo que Gadafi por ciencia infusa después de 40 años en el poder decidiera hacer algo que dijo que iba a hacer hace 40 años.

    Si nos remitimos a los hechos, Gadafi y su familia se han enriquecido muchísimo con el petróleo libio y se han paseado por todo el mundo capitalista, mientras el pueblo libio se iba quedando con las migajas. Además, insisto, no le corresponde a él decidir que hacer o no con el petróleo de libia, debe ser una decisión de abajo a arriba, como ocurrió con el agua en Bolivia.

    Pienso que Gadafi estaba perdiendo el control del petróleo y quería recuperarlo, solo estaba defendiendo sus intereses particulares, pues durante 40 años solo ha defendido sus intereses particulares y no los del pueblo libio y nada hace pensar que ahora a la vejez se vaya a preocupar de repartir la riqueza.

    No hay base teórica ni razones históricas ni análisis posible que nos indique que después de 40 años Gadafi no estuviera haciendo otra cosa sino que apuntalar a su hijo como sucesor. Eso es lo que estaba defendiendo.

    Intento hacer una análisis marxista de la situación, lleve a donde me lleve, con todas las consecuencias, sin complejos.

    Y para mí, Libia está mas conectado a Túnez, Egipto y todo esta ola de revueltas por cercanía histórica, temporal y geográfica, que a Irak y Afganistán.

    ResponderEliminar
  8. Te dejo un artículo sobre la deriva de Gadafi, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=124770. Léelo, es muy esclarecedor.

    ResponderEliminar
  9. Que pasa con Bahrein y Yemen, ¿se debería también intervenir allí?, ¿debemos entonces ser como los tan criticados americanos y convertirnos en los salvadores del mundo, la democracia y la libertad???, si es así, que lo comparto, ¿por qué se maltrató tanto a Aznar con la guerra de Irak???, ¿acaso Sadam no era un tirano que tenía masacrado a su pueblo???, también se acogía a una resolución de la ONU, que como está, dejaba abierta la intervención militar, lo de legal e ilegal sería entrar en un debate entre PP y PSOE que a nada llevaría, y más aun sabiendo que si invaden Libia, habrán aprovechado la misma puerta que se dejó en aquella resolución.
    Comparto en gran parte tu artículo, salvo la distinción en una réplica que haces con Afganistán e Irak amparándote en una cercanía histórica, temporal y geográfica, creo que son lo mismo, aun así déjame que diga, sin entrar mucho en detalle, que seguramente toda esta revolución habrá sido orquestada desde dentro por occidente.

    ResponderEliminar
  10. Que en este caso concreto yo en la práctica esté de acuerdo con la resolución 1973 de la ONU no quiere decir que comparta los mismos principios de los que la han promovido. No se puede imponer la democracia a bombazo limpio.

    Yo no dudo de que la intención, sobre todo de Francia e Inglaterra, es la de controlar el petróleo libio.

    Mi planteamiento es diferente. Considero que en realidad no hay una serie de rebeliones no conectadas, para mí es una rebelión global en el mundo árabe. Una misma rebelión. Es más, considero que la rebelión se está produciendo precisamente porque ha superado las barreras nacionales, en contra de las tiranías colocadas y apoyadas por el imperialismo. A partir de este análisis, mi apoyo a los rebeldes libios me lleva a la conclusión de que la intervención militar en los términos de la resolución 1973 de la ONU era necesaria, pero son los libios los que deben derrocar a Gadafi.

    Si no hubiera rebelión, no apoyaría la intervención, de ahí la diferencia con Afganistán e Irak. No estoy apoyando la intervención porque quiera que la comunidad internacional derroque a Gadafi, no, apoyo la intervención en los términos actuales porque supone un impulso necesario a la rebelión en Libia, y por extensión a la rebelión en el mundo árabe.

    Si la comunidad internacional decidiera ocupar Libia entonces estaré en contra, porque esto supondría un freno a la rebelión en Libia, pues no serían los propios libios los que decidieran sobre su futuro; y por lo tanto un freno a la rebelión global en el mundo árabe.

    ResponderEliminar
  11. Sin comentarios:

    http://www.youtube.com/watch?v=iq00FHUijPs

    ResponderEliminar
  12. Hola!! Aunque respeto cualquier opinión me parece bárbar y hasta incomprensible. No quiero decir que Gadaffi se mejor o peor, bueno o malo, o cualquier otra cosa, ni que los rebeldes sean a su vez de izquierdas o de derechas, lo ignoro e imagino y creo ver que prácticamente todos lo ignoramos. Con lo cual, no se como te puedes colocar con tanta claridad de un lado.

    Según tu argumento, España debe ser invadida por torturas continuadas y hasta asesinatos extraoficiales en el Pais Vasco, EEUU debe ser invadido por el asesinato de millones de personas a lo ancho del globo (Chile, Vietnam, Irak, Afganistan, Honduras, ...), La mayoría de los países europeos por el genocidio yugoslavo y sus intervenciones por los atentados de falsa bandera. Media áfrica por matar de inanicion a tantas personas, Europa de nuevo por colaborar en invasiones por intereses económicos y provocar que el 90% de las victimas de irak o afganistan sean civiles.

    ¿Entonces al final, quien invade a quien? ¿Todos se invaden entre todos? ¿O solo aquellos que invierten la mayoría de su economia a la guerra? ¡Qué contradicción entonces!

    Otra cosa a tener en cuenta, ¿Desde cuando la democracia burguesa es reflejo de la voluntad del pueblo? ¿En tu opinion el pueblo quiere ser explotado? no será que no saben que eligen a quienes les van explotar. Después que exista una dictadura (o lo que sea, tampoco lo tengo tan claro), no quiere decir que una revolucion socialista sea más dificil, no existe base de izquierda ni en Libia, ni en Egipto, ni Marruecos ni en ningun lado. Y te recuerdo más, muchas revoluciones se han dado desde periodos dictatoriales o manarquias absolutistas. No hay que ir muuy lejos, ahi tienes CUBA.

    Después, que no se sepa que la intervencion extranjera fuera el origen de las revueltas no quiere decir que no lo sean, solo que no lo sabes. O acaso EEUU no tiene tentaculo conspiradores en todos los paises del globo, algo que quedo claro con wikileaks. Algo que en venezuela está siempre demostrándose.
    Que no se supiera en su inicio que el golpe de estado a allende fuera promovido por eeuu, no queria decir que no lo fuese.

    Otro punto más a tener en cuenta, ¿ENtonces me vas a decir que te crees todo lo que dicen los medios? ¿Quiere decir que te crees los bombardeos a civiles en Libia? ¿Viste alguna imagen? ¿Alguna foto? ¿Viste los cráteres?. No los vieron ni los enviados de la ONU.
    También te recuerdo que cuando los medios introdujeron todo esto ¿viste alguna imagen de manifestaciones como en Egipto o en Tunez? ¿O estas eran de cuatro gatos? ¿No has visto que los "rebeldes" van armados hasta las orejas? ¿Entonces me dices que crees en una revolucion llevada por militares, que son los insurrectos?

    ¿Dices que prefieres las democracias burguesas de Israel o Colombia? Por favor te recomiendo que heches un vistazo al informe anual de Amnistia Internacional.

    No creo que sea un hombre admirable y me da la impresión de que se ha enriquecido, pero tampoco lo se, pero está clarísimo en mi opinión que fue una cortina de humo para las otras revoluciones de base en todo el Norte de Africa Y oRIENTE medio.

    Es vergonzoso que nadie defienda a estos psicopatas, aqueyos que se hacen fotos continuamente presumiendo de sus actos, aquellos que surten de armas al aperheid israelí. Los complices de tantos y tantos genocidios.

    No quería que fuese tan agresivo, pero creo que merece revisión tu posicionamiento desde cualquier punto de vista humanitario.


    EEUU y Europa causará más muertos en meses que Gadaffi o cualquier otro presidentes en 100 años. Defenderlo es una verguenza.

    De todas maneras, ánimo por otras cosas que he leido en el blog y que me parecen interesantisimos.

    ResponderEliminar
  13. Os aconsejo leer a Noam Chomsky.
    Libia y las crisis que se avecinan
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=125574

    ResponderEliminar
  14. "Para ver lo que está delante de la nariz se requiere una lucha constante" – George Orwell
    En mi web, en la sección de "Guerra Global" hay una docena de puntos de vista sobre esta cuestión (tambien el de Ignasi Ramonet sobre la complejidad que aporta el "derecho de injerencia" humanitaria).
    http://www.mrg-valencia.org/spip.php?rubrique8
    De todas formas el artículo no se sostiene frente a información contratada, ni siquiera mencionas el "pequeño detalle" de quienes componen el Gobierno Provisional-6 exministros de Ghadafi- formado por La Junta opositora, y que desde antes ya tenía el reconocimiento de Francia y, ahora el de Italia. Francia ha estado preparando entre octubre y diciembre la rebelión junto al exministro de Justicia en Paris, segun reconocen su cuerpo diplomático.
    Para contestarte necesitaría un tiempo que ahora no tengo, quizás más tarde. En todo caso, la cuestión ahora es que se esta actuando VULNERANDO la resolución 1973 que no ampara lo que realmente se esta haciendo (hasta Ban Ki-moon lo ha denunciado). Escucha a Nelson Mandela, quién se ofrecio como mediador junto a la Unión Sudafricana y no le hicieron caso porque hubiera tenido éxito. Este es un caso de Guerra Civil fomentada y apoyada desde el interes occidental.
    Por cierto, a quién dice que estar contra la intervención es apoyar a Ghadaf: Iu fué la única fuerza políica que se opuso en 2007 a la recepción oficial por parte del Rey y de Zapatero, por la condición de dictador de Ghadafi (ahora esta el El Emir de Quatar en Madrid ¿y tu preguntando como se va a pedir la proteción de la población de Bahreim"? si no se bombardea Libia.

    ResponderEliminar
  15. Jonay, no te he contestado hasta ahora porque entiendo que ya estaba todo dicho. De todas maneras, para que quede claro, yo hago un análisis marxista internacionalista de la situación en Libia, parto de unos postulados teóricos que me llevan a no oponerme a la intervención militar. Pero mi apoyo en este sentido es una consecuencia del desarrollo teórico, no es un postulado teórico en sí. Por lo tanto no hay ninguna contradicción, por ejemplo, si en España estallara una revolución (en este caso esta ya sería socialista pues partimos de una democracia burguesa) y el estado usara el poder militar para echarla abajo, y algún país del signo que sea decidiera apoyar y ayudar a los españoles alzados, ten por seguro que estaría de acuerdo con esta intervención. En el caso de Irak yo no estaba de acuerdo con la intervención, ¿por qué?, porque no había ninguna revolución en marcha, no había una decisión de abajo a arriba.

    Antonio, me gustaría de verdad que encontraras tiempo para responderme y enlazaras aquí el artículo para que pueda leerlo, sería realmente enriquecedor abrir un debate al respecto que actualmente es casi inexistente.

    Respecto a lo dicho en tu comentario, se quién compone el "gobierno" provisional, pero no considero que sea una razón teórica para afirmar que la revolución en Libia es artificial. Si la composición de los gobiernos de transición fuera una razón teórica para hacernos sospechar, cabe recordar aquí que en Egipto siguen gobernando los militares, colectivo de donde salió Mubarak, cabe recordar también que los gobiernos siguientes a la caída de Ben Alí estaban compuestos en parte por miembros del antiguo régimen; sin embargo en la izquierda nadie se cuestiona las revoluciones en Túnez y Egipto, ni seguramente tú. Cabe recordar también que los gobiernos siguientes a la caída de Franco se componían de dirigentes del régimen franquista, pero nadie se cuestiona la transición española. La diferencia fundamental aquí es que Gadafi no se va a ir a no ser que lo saquen en un ataúd, empleando toda la violencia que ha podido para reprimir a los rebeldes.

    En el artículo se comenta lo dicho por Willy Meyer con toda la intención del mundo. Willy Meyer hace estas declaraciones cuando se estaba aprobando la citada resolución de la ONU, cuando Gadafi había anunciado entrar en Bengasi a sangre y fuego y cuando todavía no había bombardeos. Queda muy bien esto de pedir negociación, el rollo pacifista y tal, ¿pero como creéis que se consiguió democracia en Europa?, ¿negociando?, ¿hablando?. ¿Cuánta sangre ha sido derramada para que nosotros podamos vivir como vivimos ahora?

    A mí la resolución en realidad me da igual como sea escrita, si se cumple, si no se cumple, si hay otra, si no, me da igual lo que haga la ONU, me da igual. A mí me gustaría que existiera una internacional comunista internacionalista revolucionaria que pudiera influir en estos procesos y que tuviera la capacidad de enviar brigadas internacionales y armas; pero no existe. Razono en función de lo que me parece revolucionario y lo que me parece contrarrevolucionario a partir de un desarrollo teórico marxista e independientemente de cual sea el razonamiento imperialista.

    Yo pido una coherencia en los razonamientos teóricos, si uno se considera marxista no puede apoyar a Túnez y Egipto, luego en el caso de Libia no hacer nada lo que hubiera provocado una masacre, en Bahreim entonces pedir que se intervenga para parar la represión, en Siria seguramente tampoco decir nada ante la intervención de Hezbolá (porque claro, Hezbolá es antiimperialista), ...

    Como marxista apoyo los procesos revolucionarios en todas sus dimensiones, independientemente de la influencia interesada que haga el imperialismo sobre estos procesos.

    Primero fuera Gadafi, democracia en Libia. Una vez cumplido este paso lucha en post de una revolución socialista.

    ResponderEliminar